Té para adelgazar

A la hora de intentar perder peso no son escasas las opciones que tenemos. Dietas milagro, regímenes centrados en proteínas, la dieta del pollo y la piña, actividades deportivas, medicamentos milagro,… Un sinfín de opciones que, día a día, van agrandando la lista.

No obstante, existen ciertos ingredientes que tradicionalmente aparecen ligados a las tácticas para perder peso, como es el caso del té o las infusiones para adelgazar. Pero ¿qué tipo de infusiones logran provocar este deseado efecto? ¿Acaso actúan todas por igual? En este artículo recopilamos las características de los principales tés y sus propiedades adelgazantes.

Té verde para adelgazar

Probablemente la razón principal que te haya llevado a leer este artículo sea averiguar si beber té para adelgazar da resultado. Pues bien, sí y no. Las propiedades de ciertas infusiones para perder peso existen y están demostradas, ahora bien ni existe un té verde milagroso que te hará perder 10 kilos en 2 días, ni tomar una infusión mágica todas las mañanas va a hacerte perder peso de manera progresiva. Como sucede con la mayoría de cosas en la vida, la tenacidad, rigurosidad y constancia jugarán un papel crucial.

propiedades-te-verde

Es precisamente por eso por lo que debemos encontrar la manera de introducir el té en nuestra dieta diaria, que a su vez debe ser equilibrada y variada. Un organismo equilibrado será más propenso a los efectos diuréticos del té verde, por lo tanto será necesario estar atentos a mantener unos correctos niveles de proteínas, hidratos de carbono y grasas en nuestra dieta. Una vez logremos esto, bastará con incorporar la ingesta de té de una manera regular.

Entre los beneficios que encontramos en el té verde cabe destacar sus propiedades antioxidantes (es rico en polifenoles), también ayuda a acelerar el metabolismo (acelera por tanto la quema de grasas) y puede funcionar como supresor del apetito. Pero además, estas infusiones funcionarán como diurético y estimulante del páncreas y el hígado.

Té rojo para adelgazar

El té verde no es el único capaz de ayudarnos a perder peso, existen también otro tipo de infusiones que pueden ayudarnos a lograr esta meta. Quizás el té rojo sea la alternativa más popular, aunque a la hora de la verdad la elección de uno u otro dependerá del sabor o incluso de los efectos que cada uno de estos tés pueda tener sobre cada persona en particular.

te-rojo-bajar-de-peso

Las principales propiedades del té rojo son sus efectos diurético y depurativo, gozando de una gran capacidad para accionar el metabolismo del hígado. La manera óptima de incluirlo en nuestra dieta será tomando unas tres tazas diarias, repartidas con las comidas y respetando siempre los tiempos necesarios entre la ingesta de alimentos y el té (unos 20 minutos serán suficientes para evitar contraindicaciones).

En este sentido, debemos conocer que puede ser tan importante la cantidad de té ingerida por nuestro organismo, como el momento en el que decidamos tomarlo. No será lo más efectivo tomar una taza de té para perder peso justo después de comer, ya que sus efectos podrían arrastrar ciertos nutrientes del cuerpo antes de ser absorbidos, ni tampoco será recomendable tomar el té inmediatamente antes de acostarnos. Debemos darle al cuerpo el tiempo suficiente para hacer la digestión, por lo que se recomienda tomar la última taza de té al menos una hora antes de irnos a dormir.

Poder adelgazar sin riesgos

Sabiendo todo esto, debemos tener siempre presente que existen ciertas contraindicaciones inherentes a los tés. Lo primero es señalar que tanto el té verde como el té rojo contienen teína, y por tanto debemos tener cuidado con las cantidades que ingerimos y cómo afectan a nuestra tensión. En este sentido, recomendamos una especial prudencia a las personas que padezcan de hipertensión.

Hemos mencionado que lo ideal es adaptar el té a unas tres ingestas diarias, esto es una medida ideal pero cada cuerpo es un mundo y, por tanto, cada persona deberá regular esas cantidades en función de los efectos que perciba en su organismo. Sí es recomendable fijar un máximo diario de tres tazas, ya que el té es un producto estimulante, y consumirlo en exceso puede conllevar ciertas alteraciones poco recomendables.

Finalmente, debemos tener cuidado con los posible efectos laxantes que puede producir el sobre consumo de estos tés. La idea siempre es ayudar a regular nuestro intestino, nunca sobre estimularlo ni llevarlo a extremos que puedan provocar perjuicio sobre nuestra salud.

¿Qué es el té diurético?

Tanto en el apartado dedicado al té verde como en el apartado centrado en el té rojo hemos hablado de propiedades diuréticas. Se trata de un término que está a la orden del día pero que puede que no todos sepamos exactamente qué significa. El hecho de que un té o una infusión sean catalogados como diuréticos viene a significar que actúan sobre nuestro organismo aumentando su capacidad de eliminar la orina, a su vez esto disminuye los problemas relacionados con la retención de líquidos y favorece la expulsión de toxinas.

que-es-te-diuretico

En el mercado existen multitud de preparados orientados a provocar un efecto diurético y favorecer la pérdida de peso, bastará con bajar a tu supermercado más cercano para encontrar varios. No obstante, quizás sea más interesante conocer los productos naturales que cuentan con dichas propiedades, de manera que o bien podamos preparar una infusión casera con los mismos, o bien podamos identificar su presencia en los preparados comerciales para saber de antemano los efectos que nos van a provocar.

Entre los ingredientes más populares con propiedades diuréticas nos gustaría destacar el diente de león, la cola de caballo (también empleada en pacientes con problemas de ácido úrico, reumatismo o artritis), el hinojo, la salvia o la verbena. Con todos ellos podrás preparar una infusión con propiedades diuréticas que podrá tener efectos adelgazantes sobre tu cuerpo.

Al igual que sucede con los tés presentados previamente, estos ingredientes cuentan con ciertas limitaciones y deben ser consumidos con moderación. Siempre consultando previamente a la ingesta las posibles contraindicaciones o posibles usos desaconsejados.

Adelgazar en verano

Hasta ahora hemos hablado de tés e infusiones, pero no de las maneras de consumirlos. Aunque todo el mundo tiene en su imaginario la típica taza humeante, ésta no es la única manera de preparar las infusiones y tés. De hecho, si tenemos en mente adelgazar en verano, se hace difícil pensar en tomar una taza de líquido caliente cuando el termómetro marca 30 grados a la sombra.

Pues bien, existen unas cuántas alternativas para poder tomar estas bebidas frías y seguir disfrutando de sus propiedades y beneficios para perder peso. A la hora de ingerir un té o una infusión en formato frío, podremos pensar en prepararla y dejarla enfriar en el frigorífico, pero también existen recetas para preparar helados y batidos que, además de facilitarnos la consumición en frío, servirán para dinamizar la presentación del producto y hacer la consumición menos monótona.

bebidas-adelgazantes-para-el-verano

Eso sí, si formas parte de los valientes que se atreven a tomar el té caliente en verano, debes saber que existen estudios científicos que señalan los beneficios de esta idea. Básicamente tomar el té o infusión caliente evita que el cuerpo tenga que trabajar para regular la temperatura del organismo y gastará menos energía, lo que se traduce en que genera menos calor. Las infusiones para adelgazar constituyen un gran universo con multitud de opciones a la hora de ser consumidas.